Tanaguru - L'accessibilité numérique, simplement

¿Cuándo veremos en digital para todos?

Tiempo de lectura: 4 minutes

La accesibilidad no consiste únicamente en movilidad y evolución en el espacio “físico”. El espacio digital también puede ser discriminatorio. Siendo coherentes con nuestro deseo de una sociedad inclusiva, optamos por ofrecer un sitio web adaptado a los diferentes tipos de discapacidades.

Construir una sociedad inclusiva también significa pensar en todas las herramientas de la vida cotidiana que son accesibles. Sin embargo, actualmente, en la era digital, navegar por Internet puede constituir un verdadero dolor de cabeza para algunas personas. Entrevista con Julie Moynat, consultora de accesibilidad web de Océane Consulting (Francia).

 

¿Qué significa “accesibilidad digital”?

“La accesibilidad digital es la posibilidad de acceso y uso de recursos digitales para personas con discapacidades. Es muy amplia pues se refiere a televisores, teléfonos móviles, ordenadores, software, etc.

Las personas con discapacidad a menudo harán uso de las denominadas tecnologías de asistencia (lector de pantalla, rango Braille, etc.), para acceder a recursos digitales. Éstas son herramientas de asistencia técnica que interpretan lo que aparece en la pantalla y lo reproducen en diferentes formas (voz, Braille, etc.). De la misma forma en que los sitios web han de ser compatibles con diferentes navegadores web, también han de seguir una serie de reglas para ser compatibles con estas tecnologías de asistencia.”

 

¿A qué aspectos presta especial atención para que un sitio web sea accesible?

“Para hacer un sitio web accesible, en Francia, confiamos en el estándar RGAA que ha sido desarrollado por expertos en accesibilidad web con base en el estándar internacional WCAG (“Pautas de Accesibilidad de Contenido Web “). Ello permite prestar especial atención, entre otros, a los siguientes elementos:

  • Percepción: las imágenes y los videos que transmiten información deben tener alternativas (alternativas textuales de imágenes, subtítulos y transcripción textual de videos) para que las personas con discapacidad visual y auditiva puedan acceder a la información; el texto debe tener un color con suficiente contraste respecto al color de fondo para que las personas con discapacidades visuales puedan leerlo bien.
  • Usabilidad: las funcionalidades del sitio web deben poder activarse tanto con el ratón como con el teclado, para permitir la navegación de las personas que no pueden utilizar el ratón; el contenido en movimiento debe poder detenerse para que las personas con una discapacidad cognitiva o mental puedan leerlo.
  • Comprensión: los formularios deben brindar suficiente asistencia a los usuarios para que puedan cumplimentarse, evitando tanto como sea posible los errores de entradas y permitiendo fácilmente, en su caso, su rectificación; el contenido textual debe ser legible y comprensible al explicar abreviaturas o jergas.
  • Robustez: es necesario el cumplimiento de los estándares HTML (el lenguaje utilizado para estructurar una página web) para producir un código robusto que funcione con todas las herramientas utilizadas para navegar en la web.

Esta lista, ni mucho menos exhaustiva, se basa en los cuatro principios principales de accesibilidad. “

 

¿Existen herramientas que puedan ser utilizadas por cualquier persona para garantizar la accesibilidad de un sitio web?

“De hecho, hay muchas herramientas, con formas diferentes, para ayudar a verificar la accesibilidad de un sitio web. Las herramientas de prueba automatizadas son a menudo las más populares dada la facilidad del hecho de ser automáticas. En particular, está la herramienta Tanaguru basada en la RGAA (disponible en versión de pago o como código abierto para instalarse por el usuario en un servidor) que proporciona resultados del análisis con detalles de los elementos erróneos en relación con la dirección del sitio web consultado. Por supuesto, como toda herramienta de análisis automático, no puede analizar todo. Pero la confirmación de que todo es correcto según esta herramienta, permite indicar que se está en el camino correcto.

También hay extensiones de navegador para realizar pruebas automáticas como Wave, axe y recientemente hemos comenzado a realizar nuestra propia extensión de Firefox “Tanaguru” (que actualmente está solo en versión de desarrollo).

Algunas herramientas son más específicas. Por ejemplo:

  • Con la extensión del navegador HeadingsMap (Firefox y Chrome) se puede verificar la jerarquía de títulos.
  • Con el software para Windows y Mac “Colour Contrast Analyzer”, se pueden verificar los contrastes de color del texto respecto al fondo.
  • Con el validador de código “Nu HTML Checker”, es fácil verificar que una página web no contenga ningún error en cuanto al cumplimiento con los estándares HTML.

Siempre que sea posible, aconsejamos contar con la colaboración de un experto en accesibilidad web, ya que algunas pruebas, en particular, requieren verificar la relevancia de los elementos. La capacidad de valoración es a menudo cuestión muy delicada si no se cuenta con una buena formación práctica.”

 

¿Todavía hay muchos sitios web que no son accesibles hoy?

“No es posible estimar la proporción de sitios web accesibles en comparación con los sitios web no accesibles. Este dato no existe. Ante todo, además debemos coincidir en que se  entiende por “sitio web accesible”. En general, es preferible hablar de cumplimiento de acuerdo a una norma; por ejemplo en Francia, un sitio web que cumpla con el nivel legal de accesibilidad, cumplirá, de acuerdo con la RGAA, en el nivel AA.

En la actualidad, en Francia, por ejemplo, desafortunadamente los sitios web que cumplen con la RGAA en el nivel legal de AA son relativamente pocos, en relación con el volumen general. Todavía hay muchos sitios web de servicio público que presentan problemas reales de accesibilidad a pesar de la obligación establecida en la Ley Francesa n° 2005-102 de igualdad de derechos y oportunidades, participación y ciudadanía para las personas con discapacidad.

El principal problema es que, como consecuencia de la ignorancia, una gran proporción de personas generalmente piensa solo en su situación personal, como una persona que ve bien y que utiliza un ratón. Sin embargo, hay múltiples maneras de utilizar un ordenador y de navegar por la web.”